Seleccionar página

Coordinación: “Unir dos o más cosas de manera que formen una unidad o un conjunto armonioso”, RAE

“Proceso que consiste en integrar todas las actividades y departamentos de la empresa, facilitando su trabajo y sus resultados. Sincroniza acciones y adapta los medios a los fines”. Coordinación – Proceso Administrativo. Fabio David Hernández Umaña

Como todos sabemos, es obligatorio pasar un examen con nuestro vehículo cada cierto tiempo en la llamada Inspección Técnica de vehículos (ITV). En esta revisión, que se realiza por primera vez cuatro años después de la matriculación, y pasa a ser bianual tras esta primera revisión, se vigilan los detalles técnicos de nuestro vehículo.

Las razones de la existencia de la ITV son dos principales: su contribución a la seguridad vial y la preservación del medio ambiente mediante el control de las emisiones contaminantes de los vehículos.

Este último aspecto, después de lo ocurrido en casos como el Dieselgate, cobra especial interés.

Por ejemplo, el pasado año en la Comunidad de Madrid más de 300.000 vehículos no pasaron la (ITV) por tener al menos un defecto grave. Esto supone un incremento de un 11%, según los datos presentados por patronal del sector.

De los vehículos que realizaron la ITV, más de 177.000 presentaron problemas graves en el alumbrado y la señalización y más de 141.000 en ejes, ruedas, neumáticos y suspensión. En tercer lugar se sitúan los defectos relacionados con emisiones contaminantes. Existe una relación directa entre la antigüedad del vehículo y la cantidad de problemas que se detectan. De hecho, 1 de cada 4 coches de más de 15 años es rechazado.

Sin embargo, según los datos de la DGT en 2005 en la Comunidad de Madrid, había 117.779 turismos sin ITV en vigor, un 8,1% del total en Madrid.

Siguiendo con las emisiones contaminantes, la DGT clasifica el parque de vehículos, mediante etiquetas, en función de su potencial contaminante. La clasificación del parque tiene como objetivo discriminar positivamente a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente y ser un instrumento eficaz en políticas municipales, tanto restrictivas de tráfico en episodios de alta contaminación, como de promoción de nuevas tecnologías, a través de beneficios fiscales o relativos a la movilidad y el medio ambiente.

Esta categorización se origina en el Plan nacional de calidad del aire y protección de la atmósfera 2013-2016 (Plan Aire) en el que se afirma que tanto las partículas como el dióxido de nitrógeno tienen en el tráfico rodado la principal fuente de emisión en las grandes ciudades y propone la clasificación de los vehículos en función de los niveles de contaminación que emiten.

Los criterios para clasificar el parque de vehículos son el resultado de un largo y deliberado trabajo liderado por la DGT, en los que se han considerado las diversas normativas Euro (3,4,5 y 6) sobre vehículos contaminantes, que indirectamente contemplan la edad del vehículo.

¿Qué está ocurriendo?

En 2016 y este año 2017, Madrid ha sufrido algunos días de alta contaminación, que ha activado el protocolo diseñado por el Ayuntamiento. Como se puede ver en el cuadro adjunto, las medidas aplicables giran alrededor de la circulación de los vehículos, y su capacidad de estacionamiento. Por aquello de la equidad, se discrimina entre matrículas par/impar.

Dado que para el Ayuntamiento el gran enemigo es el vehículo contaminante, al que van destinadas todas las medidas, ¿no sería más lógico prohibir el acceso a los vehículos más contaminantes, más allá de las etiquetas de la DGT y la antigüedad del vehículo?, ¿no sería más lógico prohibir el acceso a aquellos vehículos que no tienen la ITV en vigor?, ¿tiene sentido, dado la escasez del espacio público, dar trato de favor a los vehículos sin ITV mediante el servicio de estacionamiento regulado (SER) en Madrid?

Dos datos preocupantes: El protocolo por contaminación en Madrid no considera los vehículos que no han pasado la ITV. Cualquier residente en Madrid, previo pago de la tasa correspondiente, puede aparcar en Madrid sin tener en vigor la ITV.

En conclusión, una mejora de la coordinación entre Administraciones Públicas permitiría una mayor coherencia en la aplicación de la normativa de circulación y aparcamiento y, por ende, una mejora en la sostenibilidad de las ciudades.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies